Ensayo argumentativo

      El ensayo argumentativo o crítico de la actualidad es fiel a sus orígenes, ya que se trata de un escrito académico que se basa, principalmente, en la opinión personal del escritor, opinión producto de la reflexión profunda acerca de un tema, por lo general, polémico. Es verdad que este escrito tiene una buena dosis de reflexión, subjetividad y polémica; sin embargo, también es necesario proporcionar evidencias de diversa índole que fundamenten las opiniones que se externan. Cabe mencionar que es un escrito cuya función no es tratar un tema de forma exhaustiva; su principal función es reflexionar sobre un asunto, adoptar una postura, externar opiniones y justificarlas. Es decir, que un aspecto primordial del ensayo es proporcionar una perspectiva nueva personal sobre un asunto, sin olvidar el rigor que requieren los textos académicos, como lo son el uso de datos y las referencias documentales.

      El siguiente esquema muestra los pasos para redactar un ensayo crítico.
 

A continuación detallaremos cada uno de estos pasos.

Selección y delimitación del tema.

a. Haz una lluvia de ideas acerca de temas polémicos dentro de tu profesión o algunos que se estén discutiendo en los medios de comunicación. El asunto debe permitir más de una sola opinión.
   
b. Asegúrate de delimitar bien el tema, toma en cuenta la cantidad de palabras o páginas que debes escribir como parte de tu asignación.
   
c. Ahora que ya tienes el tema bien delimitado, dedica 10 minutos para hacer una lista equilibrada de pros y contras del asunto en cuestión. Para esto, utiliza una tabla de dos columnas y pon tu tema en la parte de arriba.

Investigación.

Una vez que tienes el tema bien delimitado, tu primera actividad es embarcarte en la aventura de buscar información para escribir tu ensayo.

a. Busca en Internet. La red es un buen lugar para empezar tu búsqueda; sin embargo nunca debe ser tu único medio de obtener fuentes de información. Existen infinidad de motores de búsqueda que están a tu disposición; si sólo usas Google podrás llegar a 5 billones de sitios, en lugar de los 550 billones que existen en Internet. Consulta en motores de búsqueda académicos como Google Scholar (http://scholar.google.com).
Con todos los resultados que obtengas de estos motores será necesario que identifiques las páginas que valen la pena. El grado de profesionalismo del diseño y la presentación del sitio hablan acerca del contenido. Por otro lado, recuerda que las fuentes arbitradas e indizadas son las más robustas y rigurosas para la discusión de un tema desde una perspectiva académica.
   
b. Bases de datos. No te limites a fuentes externas de Internet, tienes a tu disposición la Biblioteca Digital del Tecnológico de Monterrey, en donde puedes buscar casi cualquier tema en bases de datos especializadas.
   
c. Biblioteca. No olvides buscar en el catálogo de biblioteca. Consultar un libro podría resultarte menos cómodo que el clic del mouse. Sin embargo, los libros contienen información organizada, son textos con una progresión lógica que reportan resultados de investigaciones hechas por expertos en el área. Sin duda, los libros te proporcionarán excelentes evidencias para tu ensayo.

Análisis.

A medida que investigas sobre el tema, analiza los argumentos de los diferentes autores.

a. Identifica el argumento. Un argumento consiste de dos componentes principales: una opinión y las evidencias que fundamentan esa opinión. Si falta uno de los elementos, simplemente no existe el argumento. Cuando analices un argumento o cuando construyas los tuyos, primero identifica la opinión y después todas las razones que la sustentan. La opinión es la afirmación controversial o debatible del ensayo, mientras que las razones ofrecen las explicaciones y la evidencia de por qué la opinión es acertada.

Analiza el siguiente ejemplo:

  OPINIÓN = La producción de alimentos transgénicos implica un mayor rendimiento económico y de producción.  
  Razón 1: La siembra de alimentos transgénicos incrementa la viabilidad económica al  asegurar la obtención de productos útiles.  
  Razón 2: La siembra de alimentos transgénicos reduce la pérdida económica hasta un 30% al incrementar la vida postcosecha de productos.  
  Razón 3: Los alimentos transgénicos poseen en sí mismos toxinas que podrían dañar a los insectos, lo que reduciría el uso de plaguicidas.  
   
  b. Evalúa el razonamiento. Una vez que has localizado el argumento, hazte las siguientes preguntas para identificar debilidades en la lógica:
       
  ¿Existe una explicación alternativa posible? Una explicación alternativa es una razón diferente para la misma opinión. Probar que existe este tipo de explicaciones es una manera excelente de descubrir debilidades en la lógica del autor. Por ejemplo: “Ramón llegó tarde porque no le interesa la clase” (una explicación alternativa podría ser que llegó tarde porque se le descompuso el carro y, por lo tanto, no pudo llegar a tiempo, no porque no le interese la clase).
       
    ¿Es suficiente la evidencia? La evidencia se refiere al sustento que se proporciona para fundamentar la opinión. Este sustento se puede dar a través de hechos, estadísticas, citas de expertos, estudios, observaciones, experiencias, investigación y otras formas de prueba. Por ejemplo: “Ramón llegó tarde porque, de acuerdo con la Asociación Médica Americana, los pacientes que padecen Alzheimer con frecuencia olvidan quiénes son y en dónde están” (Rodríguez, 2004) (el escritor proporciona una evidencia tomada de una investigación para apoyar su razonamiento).
       
    ¿En qué suposiciones se basa la opinión? Una suposición es lo que uno da por hecho que es verdad, aunque podría no serlo. Todos los argumentos descansan en algunas suposiciones comunes, lo que permite que dos personas, en primera instancia, puedan establecer un diálogo; sin embargo, debido a que estas suposiciones son infundadas, se convierten en un punto perfecto para atacar un argumento. Por ejemplo: “Ramón llegó tarde porque su clase anterior está en el otro extremo del campus” (la suposición es que toma mucho tiempo llegar desde el otro extremo del campus al salón). Si Ramón caminó a la misma velocidad que se presenta en el argumento, la suposición podría ser cierta. Sin embargo, se podría dar el caso de que Ramón en realidad caminó mucho más rápido de lo pensado y que llegó tarde por alguna otra razón.
       
    ¿El escritor usa alguna falacia lógica? Las falacias son creencias equivocadas o razonamientos defectuosos.  Si aprendes a reconocerlos en los textos que lees, podrás evitar ser engañado. Existen muchos tipos, a continuación se enlistan los seis más comunes.
         

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Búsqueda de una idea original.

Haz una lluvia de ideas para descubrir aproximaciones originales, escondidas, acerca del tema. Se espera que en este punto ya hayas revisado varias fuentes de información y tengas una base sólida de los conceptos que puedes incluir en tu ensayo. La tarea ahora es apoyarte en los expertos que has leído y encontrar algo realmente original qué decir acerca del tema. No es suficiente con repetir lo que han dicho, debes ir más allá y proponer una idea original. Tu trabajo debe exponer alguna idea o aproximación nueva al tema.

Elaboración de la tesis.

Después de investigar, analizar y encontrar una aproximación original del tema, es tiempo de que elabores la tesis, que guiará y dará forma al ensayo. La tesis funciona como la postura de tu ensayo y, por lo general, aparece casi al final de la introducción. La tesis expresa en una oración concisa el tema y propósito de tu ensayo.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El bosquejo. 

Representa la estructura del ensayo y lo que debe incluir cada una de las secciones. El número de palabras es orientativo para un ensayo de 800 palabras.

Título Breve, atractivo y original
Introducción
(150 palabras)
Motivación (enunciado que cautive la atención del lector)
Temas que se tratarán (no más de tres)
Tesis
Desarrollo
(500 palabras)

ARGUMENTO 1 (TIPO DE ARGUMENTO*)
Oración temática (opinión):
Razón 1:
Razón 2:
Razón 3:
ARGUMENTO 2 (TIPO DE ARGUMENTO*)
Oración temática (opinión):
Razón 1:
Razón 2:
Razón 3:
ARGUMENTO 3 (TIPO DE ARGUMENTO*)
Oración temática (opinión):
Razón 1:
Razón 2:
Razón 3:
Conclusión
(150 palabras)
Oración temática
Tres oraciones de soporte
* Tipos de argumentos
autoridad, ejemplificación, hecho, racional, apelación a los sentimientos, etc.

La introducción

a. Cautiva la atención del lector. Para generar interés puedes presentar un hecho interesante, información sorprendente, una cita que invite a la reflexión, una paradoja intrigante, la explicación de un término raro, una narración / anécdota breve (real), una pregunta provocativa.
   
  Por ejemplo:
Lo dijo Sigmund Freud: “La gran cuestión... que no he sido capaz de responder, a pesar de mis treinta años de estudio del alma femenina, es ¿qué quieren las mujeres?”. Debo confesar que hubiera debido recapacitar sobre esta frase  antes de entregarme a la tarea de escribir sobre la mujer moderna. Ni siquiera estoy seguro si la mujer moderna existe realmente o si es considerada como tal sólo de forma pasajera.
   
b. Ve directo al grano. En un ensayo de menos de 1,000 palabras no se necesita una introducción muy larga, ve directo al tema que te ocupa y empieza. En este punto podrías describir el contexto del problema que estás explorando. Evita empezar con declaraciones muy generales, por ejemplo:
   
  Muy general: El crimen se ha convertido en un tema de discusión a través del tiempo.
  Específico: La pregunta sobre la severidad del castigo a adolescentes es un tema que ha llamado la atención debido al incremento de balaceras entre jóvenes en los últimos años.
  Muy general: El hombre se ha preguntado siempre acerca del significado de la información.
  Específico: La Era de la Información producida por la revolución digital de las computadoras ha planteado preguntas significativas acerca del valor de esta información: ¿Tener acceso instantáneo a cada periódico y publicación en línea, en el mundo, nos hace personas más inteligentes, basadas en valores?
   
c. Presenta tu tesis. Toda la introducción debe conducir hacia la presentación de una aseveración debatible o tesis, a través de la cuál tomas una postura con respecto al asunto que se está tratando. Enuncia tu tesis al final de la introducción para que el lector conozca la posición que adoptarás en el ensayo. No proporciones muchos detalles sobre tu tesis en la introducción, podría parecer ininteligible para el lector que no tiene antecedentes sobre el tema. Además, evita utilizar frases como: “Discutiré…”, “Intento argüir…”, “Voy a demostrar…”, etc.
   
 

Pretendo mostrar cómo el desarrollo social y la conducta humana actual, no son logros del presente, sino que se apoyan en el conocimiento de los hechos pasados; y que el conocimiento es una progresión de ideas y acciones que se juntan y han sido transmitidos a través de las épocas. (J. Jaramillo. La aventura humana).

 

Así, pues, mi propósito no es enseñar aquí el método que cada cual debe seguir para conducir bien su corazón, sino solamente mostrar de qué manera he tratado yo de conducir el mío. (R. Descartes. El discurso del método)

   
d. Enlista y describe brevemente los asuntos que se tratarán

Por ejemplo:

Este ensayo comprende, primero, varios capítulos introductorios. Luego vienen tres grandes "cuestiones" relacionadas con la pobreza. Por su orden: La cuestión internacional, que señala el reparto indebido del Producto Mundial; la Cuestión Social, que se ocupa de la mala distribución del Producto Nacional; la Cuestión Económica, que indica errores y sugiere remedios, en los mecanismos de la producción contemporánea. Finalmente aparece una Conclusión, que pretende dar sentido al esfuerzo económico del hombre. (J, Figueres. La pobreza de las naciones)

Desarrollo del ensayo: estructura de los párrafos.

Esta sección desarrolla los aspectos que se indicaron en la introducción. Es una sección muy importante del ensayo pues demuestra la capacidad de organización y argumentación del escritor.

a. Desarrolla tus ideas. Cada párrafo se debe concentrar en el desarrollo de una idea. Existe la tendencia a cambiar de tema dentro del mismo párrafo, en lugar de continuar con el desarrollo de la idea con la que se empezó. El párrafo es una unidad de pensamiento en la que se desarrolla una idea específica, no tres ni cuatro. Si te das cuenta de que ya cambiaste de tema, mejor empieza otro párrafo.
b. Empieza con una oración temática. La oración temática generalmente va al principio del párrafo y contiene la opinión o el punto que trata el párrafo. Cuando se utiliza este tipo de oraciones, el lector encuentra muy fácil seguir tus pensamientos y argumento. Si vas a escribir un ensayo de más de 10 páginas, lo más recomendable es usar encabezados para las secciones.
c. Desarrolla la idea. A veces los estudiantes cambian de tema y pierden el enfoque dentro de los párrafos porque no saben desarrollar adecuadamente sus ideas. Por lo general, saben que el párrafo debe ser más largo, pero no saben cómo ampliar la idea para completar la extensión. De hecho, un párrafo debería ser de al menos de media página; por lo general, no más de una página. ¿Cómo entonces construyes un párrafo si no tienes mucho qué decir? En lugar de ampliar el enfoque, que es una forma más de cambiar de tema, intenta usar estas técnicas de desarrollo:
  Ilustra la idea con ejemplos
  Proporciona una cita de algún experto
  Anticipa y responde a los contraargumentos
  Respalda tus ideas con más evidencia
  Ofrece otra perspectiva de una idea
  Elabora oraciones de causa/efecto, definiciones, comparación/contraste

Las siguientes son algunas estrategias de organización de la argumentación con ejemplos (Vargas Acuña, XXXX):

Existen diferentes estrategias de organización del nudo/cuerpo. Se pueden utilizar varias de ellas en el mismo ensayo (Gamboa):

La conclusión.

Si tu ensayo fue largo y complejo, a veces difícil de seguir, en la conclusión recapitula tus ideas de una manera clara y resumida. Te interesa que tus lectores entiendan el mensaje que intentas comunicar. Sin embargo, si tu ensayo fue corto y sencillo, no insultes a tus lectores al mencionar otra vez las ideas que ya entendieron. Si tu ensayo corto es de 600 palabras o menos, cualquier recapitulación debe ser breve (como dos oraciones) y dicho con otras palabras, es decir, no solo cortes ni pegues de la tesis. También puedes finalizar indicando los argumentos que no fueron tratados en el ensayo y que podrían abordarse en una ocasión posterior. Si quieres que tu escrito perdure en la mente de tus lectores escribe una conclusión con efecto en la que presentes un dato curioso, una anécdota o una frase contundente que los haga seguir pensando en el tema.

Ejemplo (Vargas Acuña, XXXX):

En resumen: parece que pueden caer partículas en agujeros negros que luego se desvanezcan y desaparezcan de nuestra región del universo. Las partículas parten hacia pequeños universos que se separan del nuestro. Es posible que esos universos reintegren en algún otro punto. Quizá no sirvan gran cosa para los viajes espaciales, pero su presencia significa que seremos capaces de predecir menos de lo que esperábamos, incluso aunque encontráramos una teoría unificada completa (...) en los últimos años, varios investigadores han comenzado a estudiar los pequeños universos. No creo que nadie se haga rico patentándolos como un modo de viaje espacial, pero se han convertido en un campo muy interesante de investigación. (Stephen Hawking 1994)

El formato: Citación y referencias.

Por favor revisa la siguiente liga para aplicar el formato y el estilo de acuerdo a las diferentes convenciones disciplinares a donde pertenece el ensayo que estás escribiendo: Identificar y aplicar el formato.

La revisión.

El último paso es realizar una revisión exhaustiva de tu ensayo. Por favor revisa la siguiente liga para llevar a cabo las acciones de revisión: Revisar y finalizar el documento.

Referencias

Barranco, P., Flores, M. F. y Leal, M. R. (2010). Expresión verbal en el ámbito profesional: cuaderno de trabajo (5ª ed).
      Monterrey, México: ITESM.

Cassany, D., Luna, M. y Sanz, G. (1994). Enseñar lengua. Barcelona; España:Grao.

Jaramillo, S. y Mendoza, V. (2004). Guía para la elaboración de ensayos de investigación. Razón y palabra, 41. Recuperado de            http://www.razonypalabra.org.mx/

Johnson, T. (2004). How to write an essay. Recuperado de http://www1.aucegypt.edu/academic/writers/home.htm

Longo, V. y Rodeiro M. I. (2009). Los textos académicos: una aproximación a su estructura y especificidad. Hermes, 3.
     
Recuperado de http://www.hermes.ifdcsanluis.edu.ar

Marín, M. (2006). Lingüística y enseñanza de la lengua. Buenos Aires, Argentina: Aique.

 
Qué es CREA 1.- Buscar y Seleccionar Fuentes 2.- Comprender y usar las fuentes 3.- Planear y construir borradores 4.- Identificar y aplicar el formato
  - CREA   - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
 
      - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?  
           
5.- Revisar y finalizar el documento 6.- Créditos      
- ¿Qué es?
  - Conócelos      
- ¿Cómo se hace?          
 
DR© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Universidad Virtual | México, 2012 | Aviso legal | Políticas de Privacidad