Artículo de divulgación científica

“Ustedes tienen la obligación de hablar a la gente en un lenguaje comprensible”.
Daniel Goldin. Director de la NASA

La cita con la que se inicia esta sección muestra la preocupación de Daniel Goldin por los problemas que involucra divulgar la ciencia, en especial, si los encargados de divulgarla son investigadores científicos. Es por ello que siempre recomienda a sus investigadores e ingenieros que dediquen tiempo y esfuerzo para lograr un lenguaje claro, ya que es un requisito y una obligación comunicar sus conocimientos a la gente de una manera comprensible.

           La divulgación de la ciencia es un proceso de comunicación en el que se acercan los resultados obtenidos por los investigadores en las diferentes áreas del conocimiento al público en general.

 
 
Los comienzos de la divulgación científica se remontan al siglo XVII, justo cuando se ubica el nacimiento de la ciencia moderna.

      El esfuerzo más representativo por difundir la ciencia es el libro de Bernard Le Bouvier de Fontanelle (1657-1757), Entretiens sur la pluralité des mondes (Las conversaciones sobre la pluralidad de los mundos), publicado en 1686. 

En aquel entonces, Fontanelle tuvo la oportunidad de entrar en contacto con los principales sabios de su tiempo, los llamados “filósofos naturales”, debido a que fungió como Secretario de la Academia de Ciencias (Calvo, 2003). Esto le dio la oportunidad de absorber las ideas de grandes filósofos, como Montesquieu y Voltaire, y difundirlas para ponerlas al alcance de la mayoría.

      En la actualidad, el objetivo no debe ser diferente: el público debe participar del mundo de la ciencia en una forma activa. A través de los tiempos, sólo unos cuantos se han preocupado por servir de puente entre los científicos y la sociedad en general. El conocimiento científico ha estado en poder de la minoría; sin embargo, es necesario que los avances científicos y tecnológicos que afectan la imagen que tenemos del Universo, nuestro entorno y de la propia vida del ser humano en este planeta, sean del dominio público.

      Tú, como buen divulgador de la ciencia, debes ser capaz de comunicarte con un lector inteligente, sea cual sea su edad y grado de escolaridad. Piensa que podrías dar pláticas a niños de educación primaria sobre cómo evitar la gingivitis; a un grupo de mujeres infértiles, la relación que existe entre la reproducción asistida y la parálisis cerebral; o dirigirte a jóvenes de preparatoria para hablarles sobre las características de desórdenes alimenticios, como la anorexia y la bulimia. Un lenguaje demasiado técnico puede desalentar al público, porque no puede entender lo que dices. Por ello, es importante desarrollar la habilidad para comunicar a los demás, de una manera clara y sencilla, los hallazgos de la ciencia. Cabe aclarar que el objetivo de la divulgación es compartir el conocimiento, no impartirlo; la enseñanza se la dejamos a la educación formal (Calvo, 2003).

¿Cómo hablar de ciencia a los no especialistas?
Haz tu mensaje sencillo, pero no lo sobre simplifiques. Cuando se trata de hacer llegar conceptos científicos a alguien que no está familiarizado con el tema, lo mejor es desmantelar el concepto e ir directo a la esencia; sin matices ni detalles. Piensa, ¿cuál es el mensaje central que quiero comunicar? No se trata de sobre simplificar, lo que se sugiere es no complicar más lo complicado. ¿Puedes explicar el concepto con una simple analogía?
Di algo inesperado. Un experimento es realmente el trabajo de un grupo de detectives tratando de resolver un misterio. A la gente le gusta el misterio, así que leerá tu texto de principio a fin, para averiguar cómo se resolvió.
Sé concreto. Menciona el papel que desempeña la ciencia en nuestra vida cotidiana. Los movimientos de los electrones son algo muy abstracto, pero se convierten en algo real cuando se habla de la electricidad que hace funcionar nuestros iPods.

El artículo de divulgación paso a paso

Cuando se hace investigación primaria, el investigador tiene la obligación de reportar los resultados en un artículo científico dirigido a especialistas. El divulgador debe “traducir” estos hallazgos y compartirlos con el público en general. Vamos a partir, entonces, de un artículo científico escrito por alguien más. En el futuro, ya que realices tus propias investigaciones, podrás escribir tanto el artículo científico como el de divulgación.

Selecciona un artículo científico de algún tema de tu especialidad o algún otro que te interese. El artículo debe contener abstract, palabras clave, introducción, método, resultados y discusión. Si no tiene estos elementos, no es un reporte de investigación. Busca otro.
Realiza una reseña descriptiva o un resumen de 200 a 300 palabras, asegúrate de que queden sintetizadas cada una de las secciones del artículo original. Sigue al pie de la letra las indicaciones de cómo hacer un resumen. (ver ejemplo).
Identifica o deriva un tema del artículo científico que crees que valga la pena compartir con el público en general. Escribe una justificación en la que menciones por qué es importante y por qué las personas no especializadas deben conocer sobre este tema (200 a 250 palabras). Es un texto argumentativo, así que se debe identificar claramente tu opinión y las razones o evidencias por las que seleccionaste ese tema (ver ejemplo).
Selecciona de cinco a ocho palabras clave y defínelas con tus propias palabras. Utiliza explicaciones, narraciones, ejemplos, analogías y otros recursos que te ayuden a construir definiciones comprensibles para el lector no especializado (ver ejemplo).
Las actividades anteriores te han ayudado a familiarizarte con el contenido del artículo científico. Es tiempo de que planifiques tu artículo de divulgación. El primer paso es hacer un bosquejo, puedes utilizar uno como el que se muestra a continuación para organizar el contenido. Consulta fuentes adicionales sobre el mismo tema para que complementes la información que incluirás. Ya no es necesario que sean artículos científicos, pueden ser noticias del mundo de la ciencia, artículos de revistas especializadas, libros sobre el tema, etc.

Características del Bosquejo

Título Breve, atractivo. (Este título no es el mismo que el del artículo científico. Éste tú lo creas a partir del contenido que selecciones para tu artículo de divulgación)
Lead o entrada Párrafo de 80 a 100 palabras de extensión. (Éste es tu artículo de divulgación en pocas palabras. Sintetiza el resumen que hiciste en la primera actividad y ponlo aquí)
Introducción Tema - ¿De qué tratará el artículo?
Contextualización - ¿Desde cuándo y en dónde se ha presentado el tema del artículo?
Antecedentes - ¿Quiénes han estudiado ese tema? (nombres de expertos, centros de investigación, universidades, resultados obtenidos)
Exposición

Título interno 1
- Oración principal
- Oración de soporte

Título interno 2
- Oración principal
- Oración de soporte

Título interno…

Título interno atractivo que dé la idea de que es el cierre
- Oración principal
- Oración de soporte

Fuentes de información Además de la ficha del artículo autorizado, deberán tener –al menos- una fuente de apoyo. A

Ejemplo de bosquejo

Título Efectos protectores de los estrógenos
Lead o entrada A través de una serie de estudios realizados sobre células humanas, se ha demostrado que los estrógenos ejercen efectos antiinflamatorios sobre el organismo y, por ello, protegen al organismo de la aparición de enfermedades generativas. Sus efectos son mediados a través de dos clases de receptores: alfa y beta. No obstante, tanto la potencia, como la calidad del efecto, varía dependiendo del receptor al cual se unan los estrógenos. Esto es de especial importancia para las mujeres que inician con terapia de reemplazo de estrógenos tras la menopausia.
Introducción Tema – Propiedades antiinflamatorias de los estrógenos
- Contextualización – Usualmente las mujeres que alcanzan la menopausia comienzan a tratarse con estrógenos para prevenir una serie de enfermedades degenerativas.
- Antecedentes – Grandes investigadores, como John Baxter y Jan-Ake Gustafsson, han estudiado este tema en busca de mejores medicamentos que imiten las propiedades antiinflamatorias de los estrógenos.
Exposición

Enfermedades asociadas a la menopausia
-
Tras la menopausia, las mujeres ven incrementado su riesgo de padecer enfermedades de los huesos, corazón y cerebro.
- Esto se debe a que la producción de estrógenos decrece considerablemente en las mujeres mayores.

Receptores del mensaje
- Existen dos clases de receptores dentro de las células que median los efectos de los estrógenos: alfa y beta.
- Mientras que los receptores alfa se han visto asociados a la aparición de cáncer, los receptores beta carecen de este efecto negativo.

Prevención de enfermedades por los estrógenos
-
Se ha demostrado que los estrógenos inhiben la síntesis de una gran variedad de mediadores inflamatorios.
- Estos efectos protegen a las mujeres de la aparición de enfermedades degenerativas

Resultados o Conclusiones Uno de los receptores funciona mejor
-
Los receptores de estrógeno beta son más potentes a la hora de reprimir los procesos inflamatorios.
- Por ello, sería conveniente diseñar medicamentos que se encontrasen dirigidos específicamente hacia los receptores beta y no los alfa.
Fuentes de información Cvoro, A., Tatomer, D., Tee, M. Zogovic, T., Harris, H.A. & Leitman, D. (2008). Selective Estrogen Receptor- Agonists Repress Transcription    of Proinflammatory Genes. The Journal of Inmunology, 180 (1), 630-          636. Recuperado de http://www.jimmunol.org/content/180/1/630.long

Maggi, Adriana. (2011). Liganded and unliganded activation of estrogen receptor and hormone replacement therapies, Biochimica et Byophysica Acta, 1812(8), 1050-1060.
Recuperado de http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0925443911001049
(Escrito por Max Ruiz Beltrán)
Desarrolla cada una de las secciones del bosquejo. Se espera que el 80% del contenido del artículo sea de tu propia autoría. En el 20% restante, puedes parafrasear ideas de otros autores o incluir alguna cita textual breve. Recuerda que, tanto en la paráfrasis como en la cita textual, debes indicar la fuente de consulta, siguiendo el formato adecuado: APA, MLA o cualquier otro que te soliciten. Si quieres que tu artículo quede con calidad de publicable, consulta las indicaciones para autores de la revista ¿Cómo ves? de la UNAM.
Al final del texto, antes de las referencias, escribe una breve biodata. Por ejemplo, Karla Miramontes es estudiante del tercer semestre de la carrera de Médico Cirujano en el Tecnológico de Monterrey.
Verifica que el texto tiene el formato solicitado: interlineado, sangrías, tipo y tamaño de letra que te haya indicado tu instructor. También revisa el tamaño de las imágenes y las características del pie de foto. No olvides revisar la ortografía y la puntuación.
Consulta la sección del proceso de revisión de borradores, para que te asegures de tener una versión final que cumple con todos los requisitos solicitados.

Referencias

Barranco, P., Flores, M. F. y Leal, M. R. (2010). Expresión verbal en el ámbito profesional: cuaderno de trabajo (5ª ed).       Monterrey, México: ITESM.

Calvo, M. (2003). Divulgación y periodismo científico: entre la claridad y la exactitud. Distrito Federal, México: UNAM.

Fog, L. (2002). De las fuentes al público. INCI, 27 (2), 84 - 87.

Olmedo Estrada, J. C. (2011). Educación y divulgación de la ciencia: tendiendo puentes hacia la alfabetización científica. Revista       Eureka sobre Enseñanza y Divulgación de las Ciencias, 8 (2), 137-148.

 
Qué es CREA 1.- Buscar y Seleccionar Fuentes 2.- Comprender y usar las fuentes 3.- Planear y construir borradores 4.- Identificar y aplicar el formato
  - CREA   - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
 
      - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?  
           
5.- Revisar y finalizar el documento 6.- Créditos      
- ¿Qué es?
  - Conócelos      
- ¿Cómo se hace?          
 
DR© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Universidad Virtual | México, 2012 | Aviso legal | Políticas de Privacidad