Normas de citación de la información de otros

En la escritura académica casi siempre es necesario citar textos de otros. Esto es necesario porque todo conocimiento nuevo se construye a partir del conocimiento que ya existe. Dependiendo del tipo de escrito académico, esto puede ser más o menos importante. Umberto Eco (2001) considera, al hablar de la tesis de investigación, que citar a otro puede dar validez y fuerza a la interpretación personal que has hecho, siempre y cuando ese otro sea considerado como autoridad en el espacio particular del conocimiento al cual aspiras a pertenecer. Pero también, citar a otro te puede permitir, al interpretarlo, generar conocimiento.  Entonces, es importante, cuando citas a otro autor, estar seguro de que la cita reafirma con autoridad académica lo que tú ya has dicho o introduce algo nuevo a partir de lo cual tú harás tu aportación.

      Hay dos maneras de usar adecuadamente las fuentes y evitar de esta manera incurrir en un plagio académico:

 

La primera de ellas es a través de citas textuales, las cuales deben ser escasas en tu escrito; éstas no deben exceder las 40 palabras y se colocan entre comillas. Al final se incluye entre paréntesis el apellido del autor(es), el año de la publicación y el número de página de donde proviene la cita. De esa manera estás reconociendo que no son tus propias palabras y al mismo tiempo ubicas al lector en la fuente que utilizaste para futuras consultas.

Revisa el siguiente ejemplo. Observa cómo después de la cita textual el autor introduce una conclusión que recupera de la información contenida en la cita.

 
      Durante más de un siglo la nación española había estado aislada, buscando evitar influencias extranjeras que pudieran provocar las crisis religiosas que se vivían en el resto del continente. Pero al inicio del XVIII, con la llegada al trono de la dinastía francesa de los Borbón, España se abriría al exterior, lo cual posibilitaría el inicio de la recepción de las nuevas ideas y la adopción del Despotismo ilustrado.  Miranda propone que “España y Francia quedarían íntimamente unidas y abiertas las fronteras entre ellas, aunque no de par en par, a las personas y a las ideas,… España iba a quedar ligada en casi todo a Francia, aunque no en una situación de igualdad o paridad, sino en la de dependencia o subordinación a que la abocaban su decadencia nacional y su atraso cultural” (14). Así, la Ilustración significó para España, en la vida cotidiana, un afrancesamiento importante en sus ideas y en sus costumbres; pero también, en un sentido más amplio, su reincorporación a Europa. Es importante, sin embargo, reconocer que las ideas de la Ilustración en España tuvieron efectos reducidos, pues como ya lo hemos señalado, más que de una revolución, se trató de una adecuación. 
La segunda forma de evitar el plagio es el parafraseo, que se refiere a explicar las ideas del autor con tus propias palabras. Parafrasear no significa cambiar unas cuantas palabras con sinónimos, sino más bien, reflexionar en lo leído y construir tu versión integrando tus ideas con las del autor. Esto pudiera parecer difícil si es la primera vez que lo haces pero con la práctica y la reflexión de lo que lees podrás lograrlo.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Disponible para dispositivos móviles (para Blackberry requiere Opera ).

Como puedes ver, la paráfrasis se construirá a partir del análisis y reflexión del texto porque también puedes incluir tus propias ideas para cerrar la cita, de eso se trata, de que conjugues tus ideas con las del autor.

Paráfrasis en fuentes múltiples

Una paráfrasis puede surgir a través de varias fuentes. Para realizar una paráfrasis múltiple se realizan los siguientes pasos:

  1. Identifica el tema principal sobre el que vas a buscar las fuentes.
  2. Busca en fuentes arbitradas e indizadas, de preferencia que incluyan en el título de la publicación las palabras clave relacionadas al tema.
  3. Lee las fuentes seleccionadas e identifica la información que tienen en común, márcala ya sea por medio del subrayado o con notas al pie del texto.
  4. Una vez identificada la información en común haz tu paráfrasis que incluirá la información de las tres o más fuentes que hayas encontrado. Para formar el primer párrafo debes integrar las ideas similares en los diversos autores. Recuerda que la información es tu propio razonamiento de los textos que leíste.
  5. Realiza una introducción en el párrafo con tu propia reflexión y a continuación integra las ideas de los autores de tus fuentes las cuales debes incluir.
  6. Emite un cierre donde expongas tu propia conclusión.
  7. Para formar el segundo párrafo sigue los mismos pasos (del 3 al 6):
    • Identificar información en común y marcarla.
    • Integrar las ideas detectadas.
    • Realizar una introducción con tu propia reflexión e integrar las ideas de los autores junto con la referencia de las fuentes.
    • Emitir un cierre de la idea donde expongas tu conclusión. Destaca también en lo que los autores no están de acuerdo o si incluyen información adicional.

Ahora analiza y practica los pasos anteriores a través del siguiente ejemplo.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Disponible para dispositivos móviles (para Blackberry requiere Opera ).


Referencias

Eco, U. (2001). Cómo se hace una tesis. Madrid, España: GEDISA.
Macías, A (2002). Alzheimer: mitos y realidad. Integratec, 54,16-17.
 
Qué es CREA 1.- Buscar y Seleccionar Fuentes 2.- Comprender y usar las fuentes 3.- Planear y construir borradores 4.- Identificar y aplicar el formato
  - CREA   - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
  - ¿Qué es?
 
      - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?   - ¿Cómo se hace?  
           
5.- Revisar y finalizar el documento 6.- Créditos      
- ¿Qué es?
  - Conócelos      
- ¿Cómo se hace?          
 
DR© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Universidad Virtual | México, 2012 | Aviso legal | Políticas de Privacidad